cursos de inglés para empresas

Cursos de inglés para empresas, ¡imprescindibles de “vuelta al cole”!

Sí, es cierto. Es la típica tarea pendiente que nos volvemos a plantear cada septiembre. Aprender inglés o aumentar nuestro nivel de comunicación en este idioma se ha convertido en aquella asignatura pendiente que se sigue arrastrando año tras año.

En el caso de las empresas, sucede exactamente lo mismo. Muchas son las empresas que deciden internacionalizarse por motivos de diferente índole, convirtiéndose el inglés en una herramienta de comunicación básica e imprescindible con clientes, distribuidores, proveedores y toda persona con la que se necesite entablar una conversación en este idioma. Y es que una buena comunicación es la mejor estrategia para escalar en el mercado internacional. Por ello, es importantísimo que todos los empleados de una empresa tengan un nivel de inglés óptimo.

¿Eres propietario de una empresa? ¿Tienes líneas de negocio en mercados extranjeros? ¿Tus empleados todavía no han “aprobado” esa asignatura pendiente denominada inglés? A partir de este septiembre, dales la oportunidad a todos tus empleados de asistir a cursos de inglés para empresas que les permita para practicar y mejorar su nivel de inglés. Y te preguntarás: “¿Cómo puedo implementarlo en mi empresa?” Sigue estos 5 consejos para impartir cursos de inglés para empresas entre tus empleados, ¡la mejor noticia que recibirán en esta “vuelta al cole”!

 

cursos de inglés para empresas

 

5 consejos para impartir cursos de inglés para empresas entre tus empleados

  • No es obligatorio, es una necesidad: el empleado no debe sentir como una imposición asistir a los cursos de inglés para empresas que se impartan de forma continuada, sino que debe estar convencido de que es necesario seguir aprendiendo y mejorando su nivel de inglés para crecer tanto profesional como personalmente. Por ello, recomendamos que estos cursos de inglés para empresas se enfoquen en la conversación, donde haya situaciones que pongan a los alumnos en la necesidad de hablar y de comunicarse con el profesor o el resto de asistentes.

 

  • Buscar no sólo profesores nativos, sino también preparados: es lógico que las empresas cada vez sean más exigentes respecto a qué profesionales imparten los cursos de inglés para empresas y empleados. No sólo se tiene más en cuenta este requisito por temas económicos aunque, ya que se invierte un dinero en ofrecer a los empleados este tipo de servicio extra, se exige que sea de la máxima calidad posible. Por ello, las empresas se aseguran que el profesorado se componga de un equipo de especialistas formados y con experiencia en impartir cursos de inglés para empresas y profesionales, ¡y todavía mejor si, además, éstos son nativos!

 

  • Acertar con las técnicas de estudio: en primer lugar, se deberán detectar las necesidades de formación para poder planificar adecuadamente los cursos de inglés para empresas que se impartirán posteriormente. Por ejemplo, una encuesta o estudio previo entre los propios trabajadores puede ayudar a saber qué oportunidades están buscando y cómo dichas oportunidades de formación pueden beneficiar a la empresa. Una vez detectadas todas estas necesidades, el siguiente paso es determinar qué cursos se van a impartir y cuáles pueden ser generales o específicos para un determinado puesto de trabajo. Por último, se terminará de organizar temas como son los horarios, niveles o grupos para empezar con su implementación. Es muy importante que la formación sea, en la mayor medida posible, dentro del horario laboral.

 

  • Adecuar los contenidos al sector empresarial al que pertenece la empresa: sin duda alguna, es necesario aprender y saber utilizar el vocabulario y la gramática del idioma. Cuánto más sepamos, ¡mejor! Pero en el caso de los cursos de inglés para empresas es imprescindible dotar a los empleados de vocabulario y todo tipo de expresiones verbales más utilizadas en su propia jerga empresarial, que es la que se necesitará para comunicarse, entre otros, con clientes que residan en el extranjero o que no sepan castellano.

 

  • Ser realista y saber que se trata de un largo recorrido: tanto empresa como empleado deben ser muy conscientes que aprender un idioma requiere de tiempo y práctica, ¡mucha práctica! No es algo que se aprende en 3 meses o con tan sólo memorizar algo de vocabulario. Independientemente de las capacidades o nivel de inglés de cada empleado, es necesario asistir a las diferentes clases que conforman estos cursos de inglés para empresas, lanzarse y participar en las conversaciones siempre que se pueda, esforzarse por practicar el idioma incluso fuera del horario laboral y complementar dicha formación, por ejemplo, viendo series y películas en VO, leyendo libros o revistas en inglés, etc. Al menos, ¡si se quiere pasar de un nivel básico!

 

¡Ya no hay excusa! Talk Languages te ofrece muchas opciones para que tus empleados aprendan inglés ¡de una vez por todas! como los cursos de inglés para profesionales. Mira todos nuestros cursos de inglés para empresas y elige el que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa. ¡Todo un reto en esta “vuelta al cole”!

Related Posts

Leave A Reply