ingles para empresas

¿Cómo escribir un email profesional en inglés?

Escribir un correo profesional en inglés puede no ser tarea fácil. Corres el riesgo de no utilizar expresiones adecuadas, con formulaciones incorrectas o frases sin mucho sentido. Para la redacción de mensajes en este idioma se necesitan algunas pautas a tener en mente para alcanzar una buena comunicación con tu destinatario.


Desde nuestra centro de inglés para empresas te contamos algunos consejos prácticos a tener en cuenta cuando necesites redactar contenidos en inglés.


Antes de explicar algunos consejos a seguir, hay que indicar que muchas expresiones son admitidas y por supuesto tu lenguaje dependerá del grado de familiaridad o formalidad que quieras expresar. Como en castellano, un email siempre debe de tener una estructura clara: saludo, el contenido o body del mensaje y la despedida y cierre del email.


¿Qué asunto pongo?


Aquí no encontrarás una diferencia muy grande entre el español y el inglés, si bien debes recordar que tienes que informar de una forma concisa sobre el mensaje que quieres transmitir. Si te cuesta empezar por aquí, te aconsejamos hacerlo tras haber escrito el cuerpo del e-mail y así tener claro lo que quieres transmitir.

 

El momento de la presentación: el saludo


Es el momento de empezar a interactuar con el destinatario, recuerda que debe de estar escrito siempre con respeto y educación.

Existen diferentes maneras de empezar un email en inglés, pero tratándose del ámbito profesional podría utilizarse “Dear Mark” (neutro) o “Dear Mr. Smith” (muy formal). Si tienes más confianza con tu interlocutor, pero quieres mantener el aspecto formal también puedes utilizar “Greetings Mark”.
Recuerda que esta frase cambiará según el género de tu destinatario. Para las mujeres, puedes utilizar “Mrs. Caroline” o “Miss Caroline”. Te recomendamos que, si no sabes el estado civil de la destinataria utilices “Ms. Caroline”.
Por último, si no tienes claro a quién va dirigido tu mensaje puedes optar por empezar por “Dear Sir or Madam” y así dirigirte a la persona de una manera más impersonal.


Expresa el motivo del mensaje: el “body”


Ahora, hay que explicar el motivo del email. Como consejo principal: brevedad y claridad, será la mejor forma de comunicarte correctamente con tu cliente.
Para este apartado es preferible emplear el presente continuo (“I am emailling you in reference to”) antes que el presente simple (“I email you in reference to”).
Evita la utilización de la voz pasiva “This house was built by the company” y aplica mejor la voz activa “My company built this house”, de esta manera conseguirás que tus explicaciones parezcan mucho menos confusas.
Por último, ten cuidado con las abreviaturas y los iconos ya que dan un aire menos formal a tu mensaje.


Cierra el mensaje: la despedida


En esta última parte de tu mensaje, puedes agradecerles su atención (“Thank you for your attention”) y darles a entender que pueden contactar contigo para cualquier duda o consulta (“If you need further information do not hesitate to contact me”).
Si esperas recibir una contestación pronto puedes utilizar la expresión “I look forward to hearing about you”.
Finalmente, ciertas expresiones de cortesía son usadas, las más comunes “Kind regards”, “Yours sincerely” o “Best Regards”.



En pocas palabras, las claves de un email formal en inglés son: la utilización de una gramática simple, con vocabulario formal y expresar un mensaje corto, conciso y claro.

 

Si te ha parecido útil esta información y quieres ampliar tus conocimientos de inglés, no dudes en contactar con nosotros.

Related Posts